Los Berolina-Liner consisten en bandas de fibra de vidrio y/o poliéster impregnadas de resina entre dos láminas de tubo flexible impermeables al agua y el estireno. Se suministran en el lugar de aplicación ya listas para colocar, pero también se pueden almacenar durante meses.

Tras una limpieza en profundidad, se introducen en el tubo a sanear, primero, la lámina deslizante y, luego, el Berolina-Liner ya confeccionado. Este procedimiento se denomina también “procedimiento de alimentación“ o bien “winched in place (WIP)”. Ambos extremos se cierran con retenes de goma, el tubo flexible se “infla” con aire comprimido a aprox. 0,5 bar y se comprime contra la pared del tubo. Al mismo tiempo, la lámina exterior del Berolina-Liner impide una contaminación con tierra y agua subterránea así como la penetración de resina en los puntos de admisión.

El Berolina-Liner se adapta por arrastre de forma a todos los cambios en sección transversal y en perfil. Una vez dilatado por completo el Berolina-Liner se introduce una fuente de luz ultravioleta especial en el liner a través de un retén de goma. La utilización de aire comprimido ofrece, entre otras, la ventaja de que el Berolina-Liner aún no endurecido puede controlarse con ayuda de una cámara especial durante la introducción de la fuente de luz. A continuación se enciende la fuente de luz y se tira a través del Berolina-Liner con una velocidad determinada y la luz ultravioleta endurece el tejido impregnado de resina; después, se retira la lámina de protección interna. En caso de extremos de tubos flexibles estanqueizados, el endurecimiento no genera emisiones. De este modo se consigue de modo ecológico y en breve periodo de tiempo un nuevo tubo dentro del tubo antiguo, un revestimiento interior estable para todos los materiales de tubo usuales, incluyendo canales de mampostería. A efectos funcionales, la poca pérdida de sección transversal se compensa en gran medida mediante la superficie interior lisa y resistente a la abrasión del Berolina-Liner. Las velocidades de endurecimiento varían en dependencia del diámetro y el espesor de pared del Berolina-Liner. Con una sola brigada es posible endurecer hasta 4 secciones de liner en un día.

Tras el endurecimiento, los puntos de admisión son fáciles de encontrar, pues quedan marcados muy bien en el Berolina-Liner debido a sus excelentes propiedades de dilatación. Que se fresan de nuevo según los procedimientos usuales en el mercado.

Los Berolina-Liner se producen “sin fin” y se pueden colocar también de “una sola pieza” en distancias largas.